¿Cómo gestionar el talento humano de las diversas generaciones?

 

 

La generación X, los millenials y los baby boomers conviven en las oficinas, generando un ambiente laboral diverso que supone nuevos retos para la gestión de talento.

 

 

 

 

Fuente: RPP Noticias

 

 

 

 

Las etiquetas generacionales señalan a grupos etéreos con particularidades en sus motivaciones laborales. El portal internacional 5consultores.com nos ayuda a entender las características de cada generación y lo que debe suponer para la gestión de talento humano.

 

La generación de los baby boomers. Se incluye a quienes nacieron entre 1944 y 1960. Algunos de ellos quizá ya estén jubilados, pero en todas las organizaciones aún encontramos a varios compañeros de trabajo que pertenecen a esta generación. Los baby boomers son muy optimistas, comprometidos y adictos al trabajo. Para retenerlos es necesario crear un ambiente de trabajo estable y tranquilo. Les gusta que los premien, son motivados por incentivos que dan estatus, como viajes al extranjero y reconocimientos por trayectoria. Una empresa puede contar con ellos hasta que decidan jubilarse o retirarse.

 

La generación X. Es la generación nacida entre 1960 y 1980. Crecieron bajo un periodo de muchos cambios y escepticismo por la política, nuevas enfermedades y crisis financieras, acompañados del alza del consumismo. En Estados Unidos son considerados una generación pequeña, pero en América Latina es una de las más agradables fuerzas de trabajo que hay en las organizaciones, pese a ser escépticos en todo y que cuestionan hasta el más mínimo detalle. Son gente que creció bajo una educación que conoció la disciplina y un esquema de estructura y dirección, lo que hace que reconozcan el liderazgo y orden jerárquico dentro de las empresas. Según explica Don Hellriegel en su libro Psicología Social, son los primeros en hacer un equilibrio entre su trabajo y su vida personal, la cual tiene un gran valor para ellos. Para retenerlos hay que alimentar sus objetivos y deseos en base a su vida personal, y la forma de ganarse su lealtad es desarrollando seguridad en su carrera. Como mencionan Wayme Mondy y Robert Noe en su libro Administración de Recursos Humanos, esta generación ha visto cómo la fuerza laboral es desplazada por máquinas y robots en el ámbito operativo, por lo que es muy importante para ellos tener un claro plan de carrera y de desarrollo de personal que garantice dicha seguridad.

 

Los millennials. Considerada por muchos una fuerza laboral inestable, esta generación comprende a los nacidos desde 1981 hasta la fecha, e incluye a la llamada Generación I (como llamó Bill Gates a los nacidos después de 1994). Es considerada la generación responsable de altos índices de rotación, que pierde el interés fácilmente por sus trabajos, padecen falta de compromiso. Muchos de sus miembros ya se encuentra ocupando cargos gerenciales, por lo que el reto para la gestión de talento no es retenerlos, sino fidelizarlos. Hay que entender que sus necesidades de cambio responden a la búsqueda de nuevos retos y a que su experiencia laboral les dé nuevos conocimientos y posibilidades de desarrollo como personas. Lograr dichas metas los motiva a permanecer en una empresa.

diseñó